Real Monasterio de Nuestra Señora de la Encarnación.

Este monasterio está asentado en el casco antiguo de la Ciudad de Mula.

El convento tiene su orígen en el S. XVII. Sustituye el convento y la iglesia a la vieja ermita de Ntra. Sra. de los Olmos del S. XVI, de ella solamente queda la Torre del Campanario.

El pastor Fray Pedro Botía en el S. XVII (año 1680) sería el encargado de establecer una comunidad de clarisas que gozaría de patronato regio. La Madre Sor Mariana de Santa Clara realiza la fundación con religiosas de Trujillo.

El convento compuesto de un bello compás que da acceso a un pórtico en la cual su parte superior muestra el escudo de D. Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV y primer patrono del Monasterio.

Refiriéndonos a la arquitectura, el edificio tiene un claustro de planta  con forma cuadriculada de dos cuerpos que dan acceso a las dependencias de la congregación.

Mula Imagen 1. Entrada  principal al Monasterio de la Encarnación.

ARQUITECTURA

  • El monasterio

El monasterio está dividido en dos aforos categóricamente diferenciados: el convento y la iglesia; quedando estos unidos mediante la torre-campanario renacentista.

El convento se situaba repartido en dos áreas en origen, separadas por el antiguo Camino Real que cruzaba el pueblo de Mula en dirección a Caravaca, a día de hoy la calle de las Monjas. La zona norte, que en la actualidad cuenta con la entrada desde el gran patio de acogida o explanada a través de un simple pórtico, se genera alrededor del claustro, que es la pieza arquitectónica más destacable del monasterio, aquí se ubicaron las cámaras nobles, refectorio, enfermería, celdas monacales, etc. Este ala une con la iglesia a través de la torre que da acceso al coro bajo, donde también se lo encontraba la perdida cratícula, por la que las monjas de clausura accedían al templo.

Mula, Puerta principal Imagen 2. Puerta principal de la Iglesia. Estilo Barroco.

En la parte sur, a la que se entra por un arco, era el ala de servicio donde se encontraban el huerto, lavaderos y baños.

Durante el S. XVIII prohibió el paso al patio de acogida con una fachada de piedra con forma de arco (S.XVIII) y se edificaron, apoyadas en el lateral sur, las dependencias del albergue y la denominada “Casa de los Donados”, actualmente es llamado aulas de las “mandaderas”, por las feligresas.

convento Clarisas Mula Imagen 3. Detalle entrada acceso al convento de clausura.

  • La iglesia

La iglesia se localiza  en la parte más alta del monasterio, contando, por la desigualdad del terreno en la falda del monte, con un declive pronunciado en relación a lo demás, por lo que se erige sobre un cimiento tronco-piramidal de sillería que lo equilibra.

Al templo se accede por la puerta principal adornada con pilastras jónicas cajeadas sobre la que se abre la hornacina con la representación en material rocoso de la Virgen de la Encarnación, que encubre al último tramo de las capillas de la nave de la epístola, a la que se llega por una voluminosa escalera en el porche lateral desde el patio de acogida.

convento Mula Imagen 4. Detalle de escudo donado por el Rey Carlos III.

Mula, Clarisas Imagen 5. Vista lateral tomada desde la cuesta del Santo de Mula.

  • Descripción arquitectónica

Presenta cruz latina y está dividida en 3 naves, cubierta la central con bóveda de cañón con lunetos y las situadas en el lateral con bóvedas de arista. El crucero presenta una  cúpula semiesférica ochavada completada en lucernario sobre tambor y pechinas. A la sacristía se accede por el lateral izquierdo del presbiterio con camarín, siendo edificados en el siglo XVIII. A los pies del monasterio se ubican los coros, bajo y alto, como es de costumbre en las iglesias conventuales, cerrados mediante rejas.

¿Sabías que el barroco fue un método de propaganda?

En Italia se forja el Barroco, principalmente en la sede pontificia, Roma, donde el arte fue utilizado como medio propagandístico para la difusión de la doctrina contrarreformista.

convento, Mula Imagen 6. Detalle de los arcos medio punto de la iglesia de  la Encarnación de Mula

El interior se decora a base de yeserías y esgrafiados de los arcos, pechinas y arquitrabes, en el estilo barrococaracterístico de la zona.

Convento Mula Imagen 7. Porche y Claustro del Convento de la Encarnación de Mula.

Mula, Convento las Clarisas Imagen 8. Detalle Altar Mayor.

HISTORIA Y PERSONAJES

  • Fundación e inicio de las obras

Comienzan las obras de construcción del monasterio de las clarisas franciscanas en Mula el 19 de mayo de 1680, dándose por finalizadas un lustro después. La cofradía fue dirigida por el pastor Pedro Botía Peñalver en el 1667, bajo las órdenes de D. Juan José de Austria.

Se sitúa en la zona elevada de la villa, la de una antigua ermita honorificando  a la primera patrona de este pueblo, Ntra. Sra. de los Olmos, de la que se tiene constancia desde el 1343.

La designación de primera abadesa a Sor Mariana de Santa Clara por el Ministro General de los franciscanos de España en el 9 de mayo de 1677, hace que las primeras monjas que residan el convento vengan de las Descalzas Reales de Trujillo.

La categoría de Real proviene de su fundación, ya que su dirigente D. Juan José de Austria decide indicar que a su muerte el patronato de dicho convento caiga en nombramiento español, de esta manera por real cédula del 28 de febrero de 1687 lo aceptará Carlos II.

¿Sabías que  Felipe IV tuvo más de 50 hijos?

Este rey presenció una gran adicción al sexo en el que dio vida a más de 30 hijos fuera de sus matrimonios más 12 dentro de estos. El refrán citado por Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana “Amor trompero, cuantas veo tantas quiero”, parece de molde para Felipe IV

 Felipe IV

Imagen 9. Retrato de Felipe IV por Velázquez.

  •  Obras de ampliación y mejora

Son constantes adentrándose, con paréntesis ya que surgen unos momentos de crisis económica, hasta el año 1750 cuando las añadiduras finalizan con la incorporación de una nueva ala aneja al edificio original, que pertenecería a las dependencias para confesores y donados (encargados de recoger los donativos y limosnas para la clausura).

La iglesia permaneció con su estructura renacentista hasta que el 12 de agosto de 1700 finaliza el aumento de la zona del presbiterio, firmando un contrato con el artista Fco. José del Castillo la construcción de un retablo para el altar mayor en esa fecha, de cuyo proyecto queda solo constancia en descripción transcrita, pero del que sabemos fue que las obras sufrieron un retraso, aunque en1717 ya se habían expuestos obras en el exterior para la fachada y las gradas de subida al atrio. Lo sorprendente vino cuando en 1721, se alerta por parte a varios maestros alarifes del peligroso estado del templo y se procede a su demolición parcialinmediatamente, comenzando por los coros alto y bajo.

Coro Convento Encarnacion, Mula

Detalle del coro.

  • La nueva iglesia

La nueva iglesia se inaugura al culto el 26 de mayo de 1731, pero las obras se irán realizando posteriormente. Así en el año 1737, se finalizan el camarín, capilla mayor y sacristía. Hacia el 1739 comienzan los trabajos en el recubrimiento decorativo del camarín, que sin finalizar se puede contemplar a día de hoy. En 1752, se le encarga al artista originario de Lorca Ginés Romero el dorado del retablo.

Escudo, Convento Mula Imagen 11. Detalle de Escudo.

De la originaria fábrica renacentista de la ermita de Santa María de los Olmos únicamente permanece la torre del campanario, con arquitectura sólida de sillares. Se localiza en uno de sus muros la inscripción que remonta su inicio en el mes de febrero de 1506, obra del genio extremeñoFrancisco de Campos y Marco.

Cupula Monasterio Mula Imagen 12. Detalle de la Cúpula de la Iglesia de la Encarnación de Mula.

Monasterio Encarnacion Mula Imagen 13. Detalle de la epístola de la iglesia del Monasterio de la Encarnación.

  • Personajes

El Real Monasterio de la Encarnación se halla íntimamente enlazado ala aparición de El Niño de Mula al pastor Pedro Botía. Fray Pedro de Jesús (Pedro Botía Peñalver) fue el propulsor de la fundación del Monasterio en 1667.

Una vez establecido en la corte, don Juan José de Austria como consejero del hermanastro de Carlos II,  Pedro de Jesús se esforzó todo lo posible e imposible por lograr la fundación en su villa natal del convento. Como ya existía otro de su orden, en el S. XVI, optó por que el nuevo templo pasara a ser de las hijas de Santa Clara de Asís.

En cuanto a personas en relación con lo que es la construcción del Monasterio, cabe nombrar al extremeño Francisco de Campos y Marco, maestro de obras de la torre-campanario de la antigua ermita de Ntra. Sra. de los Olmos, presente en el día de hoy  en el Monasterio de La Encarnación.

  • OBRAS

Las pinturas religiosas, entre ellas de ellas  la de Francisco Salzillo, perdieron su rastro en 1936. De todo el ajuar artístico de la iglesia, solamente las tallas del camarín y las cuatro pinturas de las pechinas que representan a Santa Teresa, Santa Clara, Santo Domingo y San Francisco ( del S.XVIII).

Firma Arsenio Muñoz Imagen 14. Firma del Autor de la Encarnación Arsenio Muñoz.

Además de las esculturas de Olot y de talleres madrileños, la comunidad presenta en su iglesia obras de dos artistas murcianos de sus primeros años. De Muñoz Barberán, el mural al temple del altar mayor, pintura simulando un retablo de columnas salomónicas en cuya parte alta se inicia un rompimiento de gloria con apoteosis franciscana; una Anunciación en el bocaporte de la patrona  y un pequeño óleo en el ático del retablo de San Antonio.

La actual Virgen de la Encarnación es del escultor José Nogueras, de Espinardo , otra de los Dolores y los retablos de San Pancracio, San Antonio, San Leonardo y gruta de la Virgen de Lourdes. Este pintor llevó a cabo algunas restauraciones de cuadros: San Blas, Virgen de los Dolores, Niño Sacerdote, Niño del Amor, etc. Por otra parte, los retablos del Crucificado y San Rafael son obra del maestro Juan Huéscar, de Mula.

El retablo del altar mayor del convento de franciscanos de Mula releva al que estaba en la iglesia de las clarisas, como consecuencia de la Desamortización de 1836,  éste último se divide en dos piezas para las capillas laterales más próximas al presbiterio. Todos actualmente en ruina.

cuadro, convento Clarisas, Mula Imagen 15. La Anunciación por Arsenio Muñoz

En la clausura todavía se conservan numerosos óleos y tallas, como un lienzo con la Aparición de la Virgen a Santo Domingo de Baltasar Martínez Fernández de Espinosa, Lorca 1741; una talla de madera policromada y estofada del Niño de la Salud, pintada por Roque López,hacia el 1808; y el cuadro de la Aparición del Niño a San Antonio (1705), que es óleo sobre lienzo de Pedro Camacho Felizes, pintor de Lorca.

cuadro detalle, convento clarisas mula Imagen 16. Detalle de la Anunciación.

Indicaciones para realizar ruta a pie, desde el Hotel Rural Molino de Felipe, hasta El Real Monasterio de la Encarnación

  • Si deseas hacer una ruta a pie, y  el punto de partida es el Hotel Rural Molino de Felipe, no tienes más que seguir las indicaciones  siguientes, y recorrer una distancia de 2,4 km en  28 minutos aproximadamente.

 

Punto de Partida: Hospedería Rural Molino de Felipe, Ribera de los Molino, 321. 30170, Mula, Murcia.
1 Dirígete hacia el este 1,0 km
2 Gira a la derecha 700 m
3 Gira ligeramente a la izquierda hacia Calle Fuensoriana 350 m
4 Gira a la derecha hacia Calle Molinos 56 m
5 Gira ligeramente a la izquierda para continuar en Calle Molinos 220 m
6 Gira ligeramente a la izquierda hacia calle Molino Primero. El destino está a la izquierda. 94 m
Destino: Real Monasterio de la Encarnación, Calle Garrobo, 8, 30170 Mula, Murcia.

Las Monjas

 


Deja tu comentario