Por / 5th Diciembre, 2016 / Blog / No hay comentarios

RENOVACIÓN DEL COMPROMISO CON LA CARTA EUROPEA DE TURISMO SOSTENIBLE, DE SIERRA ESPUÑA.

 cets

Sierra Espuña, es uno de los entornos naturales más emblemáticos de la Región de Murcia, cuya masa arbórea es la más extensa de la Región, teniendo un bosque frondoso y verde gracias a la reforestación que se llevó a cabo a finales del siglo pasado. Esta reforestación fue dirigida por el murciano filántropo Ricardo Codorníu, conocido  con el apodo de el apóstol del árbol.

 Este Parque Regional de Sierra Espuña,  como su entorno, es el primer espacio natural protegido de la Región Murciana, estando avalado por la Carta Europea de Turismo Sostenible, CETS.

Sierra Espuña, parque regional, ha renovado su compromiso con la Carta Europea de Turismo Sostenible.

Para el periodo 2017-2012, se ha realizado un nuevo plan de acción y una estrategia, a través de un proceso de participación y toma de decisiones de las entidades implicadas en el proyecto, que integran el territorio.

El motivo de la renovación de este compromiso con la Carta Europea de Turismo Sostenible, (CETS), ha sido la reunión de la junta rectora del parque regional de Sierra Espuña, en el Centro de Visitantes y gestión, llamado “Ricardo Codorníu”

Esta Carta es una acreditación cuyo ámbito es europeo, basándose en un  compromiso y acuerdo voluntario entre las entidades implicadas en desarrollar turísticamente el espacio natural protegido, llevando a la práctica una estrategia encaminada a favorecer el turismo sostenible.

El entorno del parque Regional de Sierra Espuña y el propio parque está acreditado desde el año 2012.

La alta participación y la colaboración en el proyecto de los implicados en el territorio de Sierra Espuña, hacen que sea posible este proyecto. Entre los colaboradores destacan la Mancomunidad Turística de Sierra Espuña, todas las asociaciones de empresas turísticas, el Instituto de  Turismo de la Región de Murcia, asociaciones de conservacionistas y vecinos, todos ellos apostando por la promoción y el trabajo colaborativo hacia un turismo de calidad y sostenible.

La renovación de la acreditación lleva implícito evaluar lo trabajado en el periodo 2012-2016, y la elaboración de un nuevo plan de acción y  estrategia para el siguiente periodo 2017-2021. Esta evaluación y planificación de la nueva estrategia se lleva a cabo, a través de un proceso de toma de decisiones y participación de todas las entidades que integran el territorio y están implicadas con el proyecto.

Las acciones contempladas en la estrategia ascienden a un total de 78, dirigidas  a la consecución de los objetivos planteados en cada uno de los temas prioritarios y clave de la CETS, como: proteger la biodiversidad, el paisaje y el patrimonio cultural; reducir la contaminación, la huella de carbono y el uso de recursos; proporcionar calidad en los servicios turísticos ofrecidos, el acceso de manera adecuada y segura, y experiencias significativas a los visitantes.

Estas acciones también incluyen además divulgar a los visitantes los valores del parque, espacio protegido de una forma efectiva, asegurar el adecuado entendimiento social y la cohesión, obtener beneficios para la población local, y realizar seguimientos en los impactos producidos por la actividad turística, así como la comunicación y divulgación de los compromisos y acciones recogidas en la mencionada carta.

En la reunión celebrada de la junta rectora del parque regional, se dio la información de los objetivos conseguidos en los distintos trabajos realizados, como son mantenimiento, limpieza, defensa y prevención contra incendios, atención e información al visitante, seguimiento biológico y conservación, comunicación social, etc.

También se informó de las inversiones realizadas durante este año, destacando sobre todo los trabajos en la mejora en la depuración de las aguas en distintas zonas recreativas, así como en los cuerpos de agua dirigidos a la conservación de la fauna silvestre, también los trabajos sobre las masas forestales, las actuaciones realizadas en la infraestructura de uso público así como su señalización, y los avances realizados en gestionar y controlar la población del arruí.

En lo que se refiere a la conservación, se puso sobre la mesa de trabajo, lo referente a la gestión participativa de los senderos de Sierra Espuña, la cual cuenta con 15 entidades pertenecientes al ámbito del deporte y el uso recreativo, abordando la conservación de los valores naturales del Parque y sus senderos a través de la participación de los usuarios del mismo.

Además se ha puesto en funcionamiento un grupo de trabajo denominado “Estrategia de conservación de Anfibios en Sierra Espuña”, con el fin de responder a la delicada y considerable situación de los anfibios tanto a escala local como global. En este grupo de trabajo tanto  investigadores, como ONGs, y el propio Parque  intentan unir esfuerzos para conseguir la conservación tanto de estas especies amenazadas como sus escasos hábitats, balsas, charcas y fuentes.

En último lugar se plantea el anteproyecto de presupuestos para el año 2017, en el que mantendrán los esfuerzos encaminados para mejorar las infraestructuras y aumentar las medidas de conservación de estos hábitats acuáticos y su seguimiento biológico.


Deja tu comentario